gato edaskjop

Espectro de Letras: El Edificio de Enfrente Fin

Published On 18 agosto, 2013 | By Nais MH | Blogs, Espectro de Letras

<<…rastro de una mirada,  memoria de una ausencia, desnudo de mujer detrás de un vidrio>>

  1. Sabines.

De nuevo las 7:02. Aún Regina no llega al marco de su puerta, Samuel la está esperando para invitarla a su departamento y beber unas cervezas, ya rebasa la media hora. Por fin llega.

– Hola, Regina

– Hola

– Oye, te invito a mi casa

– No, mejor vamos a la mía

Juntos suben las escaleras. En el interior del departamento, Regina le entrega a Samuel dos cervezas para que las abra, mientras ella enciende el buffer y conecta el iPod.

La primera rola que avienta el shuffle es de Radiohead.

Regina recibe la cerveza y se sienta en el sofá, Samuel en una silla de oficina. Él comienza a “romper el hielo”. Le habla de los músicos con los que trabaja (es diseñador de audio), de su rutina diaria y de sus amigos. Ella solo lo mira fijamente, lo escucha y opina hasta que él termina de hablar o hace una pausa. En el marcador, 6 cervezas a 6. El shuffle del iPod sigue de buen humor.

Regina se acerca a él y sin miramientos lo besa. Deja que sus dedos jueguen con su cabello y comienza a disfrutar de la piel de Samuel.

Los deseos de Regina leen entre líneas las peticiones de Samuel. Caras de placer, gritos, araños, locura, gemidos y fluidos mojan la habitación con perfumes de vida y muerte.

Agitada, Regina murmura: “te invito a que seamos sin amor, sin dolor, solo que seamos”

Samuel la penetra una y otra vez, la posee y responde: “Te quiero para mí, para siempre. Seamos entonces”.

El fin de la ruta sexual solo la conoce el morbo. El Unplugged de Alice in Chains suena toda la noche.

Samuel despierta pero Regina no está en la habitación ni en la cocina ni en el baño.

Samuel toma sus cosas y se va. Es hora de ir al trabajo.

Regina regresa a casa mucho antes de las 7:02.  Le da de comer a Timoteo y en la cocina deja un sobre. En él escribe. 

Coral, 

Te dejo la renta de este mes. Me voy a España, una casa de arte ha comprado mis obras. Timoteo se queda, no podré llevarlo conmigo. Sé que siempre te gusto mucho, te lo regalo.

Un beso.

En punto de la misma hora de siempre Samuel espera a Regina, pero ella no llega. Así pasan cinco días, dos semanas, tres mes.

Samuel se atreve a preguntarle a Coral (dueña de ambos edificios), sobre Regina y ella le pide por favor que no le pregunte sobre ella. Sin hacer caso, el siguiente mes vuele a repetir la pregunta. Entonces Coral responde:

-Mira Samuel, no me vuelvas a preguntar por esa chica, yo sé que tú tienes poco tiempo aquí y que quizá alguien te contó sobre ella. Pero que la asesinaran de esa forma sigue siendo fuerte para mí y para  todos los inquilinos.

A mí solo me dejo un sobre con la renta, diciéndome que se iría a España. Después la historia la contaron los diarios y la TV.

Samuel, se impacto con la respuesta de Coral y jamás ha vuelto a mencionar a Regina.

El reflejo de ella aún está en el cristal de enfrente producto del delirio de Samuel o de lo que quizá sí pasó. Timoteo sigue de paseo por el departamento y con sus conquistas bajo la luz amarilla. Tal vez ambos esperan que regrese.

TEXTO: NAIS MH

Like this Article? Share it!

About The Author

Soy comunicóloga y escribo historias. Siempre he creído que mi vida comenzó con una bola de humo igual que en Taxi Driver.